Protestan familiares de presos para exigir la destitución del director del penal de Acapulco

Texto: Jesús Guerrero

28 de septiembre del 2020

 

Familiares de presos protestaron fuera de las instalaciones del Centro de Reinserción Social (Cereso) de Las Cruces en Acapulco en reclamo de la destitución del director de ese penal, Justo Jiménez Loeza, porque, denunciaron, da alimentos de mala calidad a los presos y sigue sin implementar en el lugar medidas sanitarias para evitar la propagación de la Covid-19.

 

Los manifestantes, que hasta la una de la tarde se mantenían en plantón fuera del penal, llevaban una tina repleta de desperdicio de comida y la regaron en el piso en señal de protesta.

 

Para evitar que los familiares entraran al penal, las autoridades carcelarias colocaron vallas metálicas para contenerlos.

 

El grupo de 300 personas exigen la salida del director de este reclusorio, a quien acusan de presuntos actos de corrupción y de mantener en malas condiciones a los internos. 

 

Desde que inició esta epidemia, 200 presos se han contagiado y fallecieron varios, según sus familiares.

 

Sobre este tema del coronavirus, reos de los penales de Acapulco, Chilpancingo, Ayutla de los Libres y Tlap  han denunciado la falta de protocolos sanitarios por parte de las autoridades para contener los brotes por la Covid-19 en estos centros. De acuerdo con las versiones de los presos han muerto en estos centros unos 30 internos por la enfermedad. Sólo en la cárcel de Acapulco han fallecido 20.

 

Durante la protesta de este lunes, los manifestantes revelaron que en caso de que las autoridades estatales no destituyan al director del penal los internos iniciaran una huelga de hambre en sus celdas.

 

Otra situación que denunciaron son los traslados de presos a penales de máxima seguridad fuera del estado. Según los familiares, en este año han trasladado a 100 reos.

 

La manifestantes denunciaron que les afecta que sus familiares sean trasladados a otros reclusorios, porque no cuentan con recursos económicos para ir a visitarlos.

 

Piden que nuevamente se les autorice introducir alimentos los días de visita.

 

"A nuestros familiares los están matando con la mala alimentación que les están dando allá adentro", dijo el familiar de un preso.

 

Desde el 2017, luego de la riña al interior que dejó 28 presos asesinados, se han realizado más de una decena de protestas por parte de familiares de los internos para exigir solución a diversas demandas.

 

Según las autoridades estas protestas tienen que ver con la pugna que existe entre los grupos criminales que actúan adentro y fuera del penal de este puerto.

 

 

En la imagen, labores de sanitización en el Cereso de Acapulco. Fotografía: Oficial.

<