Beatriz Mojica: volver a pesar del descrédito

Texto: Vania Pigeonutt

9 de agosto del 2020

 

Beatriz Mojica Morga fue la primera candidata mujer del Partido de la Revolución Democrática (PRD) a la gubernatura del estado, en el 2015. A un año de la desaparición forzada de los 43 normalistas de Ayotzinapa en Iguala, un municipio gobernado por su entonces partido político. Perdió contra el priista Héctor Astudillo Flores cuyo triunfo impugnó sin éxito.

 

Para la elección del 2021, vuelve a la jugada, a pesar de la carga a cuestas de formar parte del equipo del ex gobernador, Ángel Aguirre Rivero, quien dimitió en octubre del 2014, tras la desaparición de los 43 estudiantes normalistas.

 

En el gobierno de Aguirre, estuvo al frente de la Secretaría de Desarrollo Social, antes ocupó el cargo de coordinadora de Fortalecimiento Municipal. En 2015, enfrentó el descrédito de este instituto político, el que tres años más tarde sería desplazado como opción de izquierda, por el partido del presidente Andrés Manuel López Obrador, Movimiento de Regeneración Nacional (Morena).

 

La contienda del 2015 estuvo enmarcada por el caso Ayotzinapa. Su padrino político fue en ese entonces, quien fuera el presidente del Comité Directivo Nacional del PRD, Carlos Navarrete.

 

El ex senador se impuso para que Mojica, originaria de la Tierra Caliente y con 25 años dentro del PRD ganara la candidatura a dos aguirristas: el senador con licencia Sofío Ramírez y el dirigente de la Izquierda Progresista Guerrerense, Víctor Aguirre Alcaide.

 

Mojica estaba segura de que no le afectaría la cercanía con el recién defenestrado Aguirre y se comprometió en varias declaraciones a medios a que su familia no estaría en su nómina estatal como la familia del ex mandatario.

 

Decía que tenía que haber justicia por el caso Ayotzinapa, “pero que no confundamos el tema de justicia con el electoral. No todo el PRD es lo que pasó en Iguala, en el PRD hay gente honesta”.

 

Después del triunfo de AMLO en 2018, lejos quedó para ella esa honestidad a la que se refería del PRD en el que militó cuatro años más. Fue secretaria general del sol Azteca hasta 2017 y durante un breve período presidenta interina.

 

Al ser electa secretaria general del PRD Mojica llegó a un partido fracturado por las corrientes internas y los denominados “Chuchos” Jesús Ortega y Jesús Zambrano, fundadores del instituto político, que enfrentaba varias deudas, una de ellas, la relacionada con juicios en proceso, como el del empresario Carlos Ahumada, que ascendía a 520 millones de pesos y que representaba el 80 por ciento del endeudamiento de ese partido.

 

En el PRD fue diputada federal, secretaria de Alianzas y Relaciones Políticas Nacionales, donde dice su currículum, impulsó triunfos electorales de la izquierda en varios estados; directora de Estudios y Programas del PRD Nacional en la secretaría de Formación Política, entre otros puestos que le permitieron viajar a países como Grecia.

 

Fue en agosto del 2019 cuando anunció vía Twitter su renuncia al PRD ante la posible alianza de ese instituto político con el PRI, para las próximas elecciones de 2021. Dijo claramente que le interesaba contender por su estado, pero no más en el PRD.

 

“Hoy renuncio al PRD, no me reafiliaré, y acompañaré a los más de 100 mil perredistas guerrerenses que tampoco lo harán”.

 

“De ninguna manera respaldaría una alianza con el Partido Revolucionario Institucional (PRI), ni formal ni de facto, porque eso sería traicionar al pueblo de Guerrero. Por eso he decidido cerrar este ciclo”.

 

“Volveremos a tener la oportunidad de impulsar un verdadero cambio generacional y de sacar a los corruptos que nos han dominado y que nos tienen sumergidos en la miseria”.

 

“Sin raterías y sin exclusiones. Si es así, contarán conmigo”.

 

Fueron la cargada de tuits que la ex funcionaria aguirrista colgó en su cuenta de Twitter.

 

 

Beatriz Mojica en diversas actividades publicadas en su cuenta personal de Facebook.

 

Campaña permanente

Desde entonces, la ex secretaria general del PRD se ha mantenido en una campaña permanente en redes sociales.

 

Al amparo de su asociación civil Mi corazón es Guerrero ha realizado diversos llamados ciudadanos, sobre todo en este contexto de la pandemia de Covid-19. Ha organizado varios foros con especialistas y ha hecho un abierto proselitismo en búsqueda de una siguiente candidatura, ahora quiere ser arropada por Morena.

 

Mojica no tiene militancia y ha dicho que si contiende bajo las siglas de un partido, sería en el del proyecto de López Obrador. En sus redes sociales, sobre todo Facebook, sube fotografías con su mamá, de quien se dice orgullosa de sus raíces afromexicanas, con su hijo y esposo.

 

Busca diferentes simpatías. En un post que realizó el 25 de julio colocó: “Que caigan las barreras del racismo y la discriminación. Por nuestros orígenes y nuestras tradiciones somos orgullosamente mujeres afrodescendientes. Día de la Mujer Afrodescendiente”.

 

Recientemente el INEGI preguntó en el censo poblacional específicamente por las raíces afros.

 

También se enfoca en el turismo. "En Guerrero, el turismo es uno de los sectores más afectados por la pandemia del coronavirus. Hoy más que nunca necesitamos oportunidades para el desarrollo: Crear fondos de modernización, desarrollar la riviera afrodescendiente e impulsar los pueblos artesanales”, donde delinea sus propuestas de campaña.

 

Una promesa recurrente en 2015 fue combatir la violencia, el cual retomó en una entrevista que recién dio a Milenio, porque Guerrero se mantiene entre los estados con mayores índices de inseguridad. La ex candidata a la gubernatura aseguró además que ya tiene varias invitaciones.

 

“He recibido ya alguna invitación, por ejemplo, por parte del Partido del Trabajo para estar en esta ruta y desde luego, en la búsqueda de una coalición que pueda estar Morena, PT y el Partido Verde”, dijo al diario nacional.